“¿Qué significa ser un hombre hoy en día?”

http://www.businessinsider.com/the-gselevator-guide-to-being-a-man-2013-9

– Deja de hablar de cuando fuiste a la universidad.

– Siempre lleva efectivo. Ten algo en el bolsillo del pantalón.

– Rebélate del business casual. Quema tus chinos y lleva un traje o unos vaqueros.

– Puedes jugar con la posibilidad de que a tus ochenta o tus noventa te los pases mejor que a los veinte o a los treinta.

– Los mejores baños públicos están en los hoteles. El Saint Regis en Nueva York, Claridge’s en Londres, El Fullerton en Singapur, por nombrar unos pocos.

– Nunca salgas más tarde de medianoche tres días seguidos… a no ser que algo realmente estupendo vaya a pasar la tercera noche.

– Odiarás tus tatuajes.

– Nunca tengas una cita con una ex.

– Hazte Twitter para convertirte en tu propio creador de información.

– Si conducir el autobús no te incentiva a mejorar tu posición social, nada lo hará.

– La vida es demasiado corta para tener que hacerte la colada.

– Cuando el barman te pregunta ya deberías saber que vas a beber.

– Si sudas mucho usa una camiseta interior.

– No tiene que gustarte el béisbol, pero deberías entender el concepto de lo que significa un pitcher ERA (Earned Run Average). http://www.fangraphs.com/fantasy/starting-pitchers-era-xfip-differential-update/

– Cuando no te invitan a una fiesta, no debes ir. E incluso a veces estando invitado no deberías ir.

– La gente está cansada de que seas el típico gracioso borracho.

– En caso de duda, siempre besa a la chica.

– Da más propinas de las que debieras.

– Seguramente uses tu móvil más de lo que debieras y en los momentos equivocados.

– Cómprate una gafas de sol caras. ¿Superficial? Sí, pero así son las mujeres juzgándote. Y es como decirle a estas mujeres que valoras las cosas bonitas y eres lo suficientemente responsable como para no perderlas.

– Si quieres un bonito paraguas, trae uno de mierda a la iglesia.

– Haz 50 flexiones, 50 abdominales y 50 ejercicios de tríceps antes de ducharte todas las mañanas.

– Toma un brunch con amigos, al menos, cada 15 días. Deja a Rusty y Junior en casa.

– Sé cliente habitual de más de un bar.

– Actúa como si ya hubieras estado allí antes. Da igual si estás en la zona de anotación de la Super Bowl o en un avión privado.

– Un vaso de vino, o dos, a la hora de comer no estropeará tu día.

– Es mejor que un hombre mayor te corte el pelo. Pregunta por Sammy en la peluquería del Mandarín Oriental de Hong Kong. Te puede contar sus experiencias sobre la ocupación japonesa, o simplemente dejarte el Playboy.

– Aprende a pescar con mosca.

– Deja los selfies. Aspira a que tus buenos momentos para una foto sean en compañía de una mujer bonita.

– Cómprate un arma hecha a mano. Es algo bonito.

– Siempre hay otro nivel. Simplemente date por satisfecho de que tengas una mejor vida que la mayoría de los que han vivido.

– Podrás salir con mucha más gente si tú eres el que paga las bebidas.

– Pide una ensalada en vez de patatas fritas.

– No dividas una cuenta.

– Las mujeres bonitas que no están acompañadas quieren que hables con ellas.

– Los zapateros salvarán tus zapatos. Así que ponles hormas.

– Cuando el barman te invite a una ronda, dale el doble de propina.

– El cliché es que teniendo dinero no pierdes el tiempo. Pero en realidad, el dinero lo que te da es espontaneidad.

– Sé espontáneo.

– Encuentra una Times New Roman en la calle y una Wingdings en la cama. Existe.

– Los piercings no son buenos en una pelea.

– No uses maquinilla eléctrica.

– Los postres son para las mujeres. Pide uno y finge que no te importa que ella se esté comiendo el tuyo.

– Cómprate un esmoquin antes de los treinta. Mantente en esa talla.

– Probablemente una novia a la vez sea suficiente.

– #DejaLosHastags.

– Tus corbatas tiene que estar enrolladas y colocadas en su cajón de corbatas.

– Haz fiestas. Pero ten a alguien más que limpie al día siguiente.

– Sólo podrás pedirle una canción al DJ.

– Mídete solo con los que eras anteriormente.

– Haz más fotos. Con una cámara.

– Dárselas de conocer muchos sitios es peor que dárselas de conocer a gente.

– Cuando admires el trabajo de un artista o escritor, díselo. Y gástate dinero en adquirir su trabajo.

– Tu ropa no tiene que pegar. Va unida.

– Sí, por supuesto que tienes que pagar la cena de la chica.

– Mantenerte enfadado es malgastar tu energía.

– La venganza puede ser una buena manera de enfadarte más.

– Si ella lo que espera es que seas el 100% del tiempo la persona que eres el 20% del tiempo, es que no te quiere.

– Siempre lleva una botella de algo a las fiestas.

– Evita esa última copa. Probablemente ya  has bebido demasiado.

– Si eres más ingenioso que guapo evita los clubs con ruido.

– Bebe fuera de casa. Y durante el día. Y, algunas veces, para ti.

– Queda con alguna chica que no sea de tu círculo social. Te sorprenderías.

– Si el rollo va de terciopelo y cuerdas, lárgate, a menos, que conozcas a alguien.

– No puedes tener un affair con el whisky porque el whisky nunca te devolverá el amor.

– Fingir que no eres pretencioso es peor que ser pretencioso. Deja ya el polo vintage y esa camioneta Wagoneer del 83 en Nantucket.

– El New Yorker no es de intelectuales. Como tampoco lo es The Economist.

– Si crees en la evolución, deberías saber algo de cómo funciona.

– A nadie le importa si estás ofendido, así que déjalo.

– Comer solo puede ser estupendo. Encuentra un sitio donde puedas sentarte en la barra.

– Lee más. Te permite pedir prestado la inteligencia de alguien, y te hará más interesante en una cena. Siempre que no empieces la conversación con “¿Y a quién estás tú leyendo…?

– Ignora los abucheos. Normalmente vienen de las localidades baratas.

– Las putas no molan. Y recuerda, las que están libres son mucho más caras.

– Nunca digas “las cosas son como son”.

– Comienza una colección de vinos para tus hijos cuando nazcan. Añade unas pocas botellas todos los años sin decirles nada. Será un regalo increíble al cabo de 20 años.

– No apuestes o juegues si perder 100 dólares te jode.

– Recuerda, “obedecer las reglas es para los idiotas pero son la guía de los hombres sabios”.

“A Good Man Is Hard To Find” Lizzie Miles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *